La Dispraxia

Se refiere a la falta de organización del movimiento. Como  en la Apraxia, el niño puede ser de inteligencia normal y no tener ninguna lesión cerebral. Puede intervenir diferentes trastornos; resaltan los trastornos  motores o visuales y los trastornos  afectivos o de comportamiento.

 

DETECCIÓN

 

Los niños dispráxicos son incapaces de ordenar un movimiento  en relación con su propio cuerpo, de la misma forma que no pueden adaptar sus movimientos a un objeto exterior.

Esta impotencia es debida al mal conocimiento del propio cuerpo, del espacio interior y del exterior.

En la escuela  el campo de dificultad  aparecerá en su mala ubicación  y uso de su lugar de trabajo  y sus materiales (mal manejo del cuaderno, lápiz, goma, pizarrón, etc).

En las clases de educación física y en los juegos del pato.

 

DIAGNÓSTICO

 

Se realiza dentro del campo neurológico y motor.

 

TRATAMIENTO

 

El trabajo de reeducación  es específicamente  psicomotor, con la finalidad  de reorganizar  el esquema  corporal y mejorar  el uso del espacio.

Dentro del ámbito escolar se puede utilizar  material  de recuperación para la apraxia.

 

Esta información ha sido sacada de la web: http://www.psicopedagogia.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: